Entrevista·Internacionalización·Movilidad

El choque cultural, una etapa necesaria de la internacionalización

 

melb
Mélanie BLANCHARD, directora del programa KGSP en la Universidad KAUST (Arabia Saudita)

Mélanie BLANCHARD es la directora del acompañamiento y desarrollo en el programa KGSP de la universidad KAUST en Arabia Saudita. Ella ha trabajo más de 15 años en el área de la internacionalización de la educación superior en Francia, Colombia y Arabia Saudita.

En Internacionalízate, tuvimos la oportunidad de entrevistarla para conocer más de su trabajo y de un aspecto muy importante de los intercambios académicos, el choque cultural.

Internacionalízate:

Mélanie, quisiera agradecerte por tu tiempo y disponibilidad para esta entrevista. Antes de empezar con preguntas muy específicas, quisiera saber si nos podrías hablar de ti, de tu cargo actual y de tu recorrido profesional.

Mélanie BLANCHARD:

Muchas gracias Alexis por darme la oportunidad de contribuir a Internacionalízate, es una excelente iniciativa para todas las personas con un proyecto internacional en mente. Una aventura muy interesante, que nos cambia para siempre y llena de retos que nos ayudan a crecer.

Tengo 17 años de experiencia laboral en el área del acompañamiento y orientación profesional en la educación superior. He tenido la oportunidad de trabajar en cuatro ámbitos profesionales distintos, en cuatro continentes y siempre con equipos multiculturales. Obtuve mi Master of Science en Química Organometálica en Dartmouth College (Estados Unidos) e inicié mi carrera en el área de mercadeo en una start-up especializada en las elecciones por Internet en Nueva York. En 2001, entré en el mundo de la educación superior como Manager de proyectos del Presidente del Institut National des Télécommunicationsen Francia. Durante diez años, tuve distintos cargos pero siempre con componentes internacionales y en contacto permanente con los estudiantes. En 2011, fui reclutada como Directora de Internacionalización en la Universidad EIA en Medellín (Colombia). Durante cuatro años me encantó asesorar los estudiantes y profesores en sus proyectos internacionales, y organizar talleres para desarrollar competencias interculturales. Desde 2015 soy directora del acompañamiento y desarrollo en el programa KGSP de la universidad KAUST en Yeda, Arabia Saudita.

Internacionalízate:

Al trabajar con estudiantes saudíes, me imagino que tienes que prepararlos para el choque cultural que podría enfrentar en el exterior. ¿Cómo lo haces?

Mélanie BLANCHARD:

Cada año mandamos 120 estudiantes saudíes élites a los Estados Unidos. El choque cultural es grande para ellos inicialmente, aunque muchos de ellos han tenido la posibilidad de viajar o familiarizarse con la cultura norteamericana a través de libros y programas de televisión. Con respeto a la cultura, muchos temas que uno quería expresar en estas preparaciones no pueden realmente ser conversados abiertamente con los estudiantes antes que se vayan. La preparación consiste más en crear unas redes de soporte entre estudiantes para que se hayan identificados bien antes de viajar y que se apoyen cuando sea necesario una vez en los Estados Unidos. Hemos observado que la mejor herramienta en caso de dificultades en la adaptación en su país de acogida es el grupo de amigos y la vigilancia que cada uno asegura hacia el otro.

Aunque reconozco que una preparación podría ser útil antes que se vayan, tengo la sensación, después de evaluar las sesiones que hice en el pasado, que lo que podemos decir antes del viaje no se queda tanto en la mente de los participantes. Me parece más importante el acompañamiento durante el intercambio o la experiencia internacional, permitiendo debates, juegos experimentales e intercambios de experiencia, para que los estudiantes puedan darse cuenta que no son los únicos en experimentar situaciones, pensamientos, y tomar acciones adecuadas en vez de deprimirse o sentirse mal.

culturalschok

Internacionalízate:

De hecho, nos podrías contar más acerca del choque cultural, ¿es un proceso normal para cualquier persona que vaya a cambiar de país, cuánto tiempo puede durar?

Mélanie BLANCHARD:

El choque cultural es un proceso muy individual, no tiene un periodo definido y depende también de la duración de la experiencia internacional. He conocido gente que se quedó tres meses en luna de miel para después enfrentarse con el choque cultural y salir de este periodo con dificultades. Otras personas se quedaron tres semanas con la sensación positiva de estar en otro país pero los otros cinco meses con la voluntad de volver a casa ya mismo. Y otras amigas deprimieron durante seis meses para después reconocer los lados positivos de su país de adopción y disfrutar de su vida. Depende también de cuantas veces antes saliste de tu zona de confort y de la razón por la cual iniciaste este proyecto. Si el proyecto viene de ti mismo o te fue impuesto por otra persona.

En mi caso, he notado que mi choque cultural es inverso proporcional al conocimiento que tengo de la cultura que voy a conocer. Si tengo mucho conocimiento, espero que la experiencia sea muy fácil y me confronto a un gran choque cultural por no haber tomado muchos aspectos en cuenta. Razón por la cual, uno de los choques más fuertes que me ocurrieron fue cuando regrese a mi propio país. Lo que llaman el choque cultural reverso.

Si tengo poco conocimiento de la cultura, sé que va a ser muy distinto, que tengo que actuar cuidadosamente y observar antes de actuar. La dificultad llega cuando piensas que lo tienes todo entendido y por supuesto en ese momento preciso algo vuelve a chocarte. Pero si quedas humilde, y en una posición de aprendizaje, el choque cultural queda suave.

Internacionalízate:

¿Cuáles pueden ser las consecuencias del choque cultural en la vida cotidiana?

Mélanie BLANCHARD:

El choque cultural puede expresarse de distintas maneras: un bajo de ánimo, la voluntad de volver a casa sin respetar el acuerdo inicial, la tentación de quedarse en contacto permanente con sus amigos o familia en su país de origen sin hacer el esfuerzo de iniciar nuevas relaciones en su país de adopción… En unas personas que se adaptan un poco mejor, he notado una tendencia a criticar todo lo que ven de la cultura ajena, siempre comparando negativamente con lo bueno de su país de origen. Estos síntomas, en caso extremo, se pueden traducir en depresión, o en un retorno en su propio país más cerrado culturalmente que antes de irse.

wondering

Internacionalízate:

Qué consejos podrías dar a nuestros seguidores que planean realizar un intercambio para moderar esta etapa.

Mélanie BLANCHARD:

Cuando pensamos “competencias interculturales”, tenemos la tendencia de querer aprender más sobre las etiquetas de los americanos, los árabes o los chinos. Muchas veces lo que olvidamos es aprender a conocernos a nosotros mismos. Para poder interactuar con los demás, es importante conocer nuestras reacciones, las emociones que podemos sentir cuando interactuamos con personas que no tienen las mismas costumbres que nosotros, saber que tan optimista somos cuando salimos de nuestra zona de confort, que tanta empatía y apertura tenemos para poder ponernos en los zapatos del otro y volvernos tolerante… Para fortalecer estos temas, aconsejaría a cada uno de los lectores de trabajar su inteligencia emocional.

Internacionalízate:

Mélanie, muchas gracias por tu tiempo y por todos estos consejos que espero podrán ser de gran utilidad a todos nuestros seguidores.

Mélanie BLANCHARD:

Muchas gracias a ti.

Anuncios

2 comentarios sobre “El choque cultural, una etapa necesaria de la internacionalización

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s